NOVA publicará Brazales de Duelo (Nacidos de la BrumaVI) de Brandon Sanderson

trilogc3ada-nacidos-bruma-simonetti-768x375

Cubierta completa de la segunda trilogía de Nacidos de la Bruma. Ilustración de Marc Simonetti.

 

Nacidos de la Bruma es una saga de fantasía escrita por Brandon Sanderson, aquel autor que conquistó a más de unos cuantos miles de corazones tras la publicación de Elantris (su novela debut y también editada en NOVA) y que actualmente cuenta con cinco volúmenes traducidos en España. Esta saga da comiendo con El Imperio Final, una obra donde la Ascensión del Lord Legislador marcó un antes y un después en la población.

Ahora, la saga Nacidos de la Bruma sigue creciendo. El sexto libro de la saga -y segundo libro en la trilogía protagonizada por Wax- se pondrá a la venta el próximo 21 de junio de la mano de NOVA. La edición de la obra nos llegará en tapa dura con sobrecubierta, cuya cubierta está ilustrada por Marc Simonetti y con un marcapáginas de tela. La traducción está a cargo de Manuel de los Reyes y la edición saldrá a la venta con un precio marcado en 19,50€. Como podéis comprobar, la edición sigue la línea de los volúmenes anteriores.

A continuación os dejo la portada de la novela y, de momento, la sinopsis oficial del libro:

 

brazales-de-duelo-.png

”Los héroes de la mítica primera trilogía de Nacidos de la Bruma son ahora figuras hechas de mito y leyenda, incluso objetos de veneración religiosa. Son reemplazados por nuevos personajes maravillosos, como Waxillium Ladrian, no sólo heredera de la Casa Ladrian sino también, hasta hace poco, representante de la ley en la región fronteriza sin gobierno conocida como los Roughs. Allí trabajó con su excéntrico pero eficaz compañero, Wayne. Ambos son capaces de utilizar la magia alomántica.
Sombras de identidad  muestra cómo en la sociedad nacida de la bruma, la economía crece, la democracia sostiene con la corrupción, y la religión se convierte en una fuerza cultural en crecimiento, con cuatro religiones que compiten por los conversos. Esta sociedad, todavía inestable, se enfrenta ahora a su primer caso de terrorismo religioso. Los dos protagonistas deben desentrañar dicha conspiración.”

 

Además, aprovecho para recordaros que en este mismo blog podéis leer la reseña de El Imperio Final (Nacidos de la Bruma I) para compartir impresiones o bien para lanzaros con esta saga tan maravillosa que nos está dejando Brandon Sanderson.

 

El Imperio Final (Nacidos de la Bruma I), de Brandon Sanderson

el-imperio-final

Título original: The Final Empire (Mistborn I)

Traducción: Rafael Marín Trechera

Corrección de la traducción: Manuel de los Reyes

Coordinación del Cosmere: Marina Vidal y Dídac de Prades

Revisión de galeradas: Antonio Torrubia

Editorial: Ediciones B (Nova)

Edición: Tapa dura con sobrecubierta

En la época anterior a la Ascensión del Lord Legislador, el mundo estaba lleno de vida para nuestros ojos: el cielo era azul, el sol brillaba, radiante, de color amarillo, la tierra florecía y la flora era verde y alegre. Ahora, el Lord Legislador gobierna tras haber desterrado a ”la profundidad”, un peligro existente hace 1.000 años, y el mundo carece de vida: el sol no brilla de amarillo, sino de rojo, la flora es simplemente de color marrón y apagada, el cielo desprende ceniza continuamente por los volcanes activos que rodean el Imperio y la noche es dominada por las brumas. Se dice que en las brumas viven espectros nunca vistos y temidos por el pueblo Skaa, una población que vive en esclavitud y escasez en un mundo dominado por el emperador, que, gracias a su poder, domina a la nobleza mediante la presencia del Ministerio de Acero, formado por obligadores e inquisidores, quienes rigen la ley (económica, teológica y política) impartidas por el Lord Legislador para su Iglesia y gentes. A raíz de esto, aparecieron bandas de ladrones formadas por la población Skaa, y aquí entra un gran pilar de la novela: Kelsier, quien es un Nacido de la Bruma con un pasado turbio y que se la tiene jurada al Lord Legislador, por lo que su misión será derrocar el Imperio junto a su banda formada por Brumosos.

 

”Me considero un hombre de principios. Pero ¿qué hombre no se considera tal? Incluso el asesino, según he advertido, interpreta sus acciones como «morales». Tal vez otra persona, al leer mi vida, me considere un tirano religioso. Puede llamarme arrogante. ¿Qué hace que la opinión de ese hombre sea menos válida que la mía propia?”

 

El argumento nos narra cómo nuestro protagonista Kelsier forma su propia banda (en base a sus objetivos) y una Nacida de la Bruma muy, muy especial, que, antes de ser rescatada por él, es perseguida por el Lord Legislador al sospechar de su poder, dando lugar a un estilo narrativo sencillo y fluido, pero a la vez complejo gracias a los hilos argumentales sueltos, y no tan sueltos, y los giros de la trama. La narración tiene como eje principal la pérdida, el triunfo y la revolución; todo esto tiene lugar por un romance (brevemente narrado, pero intenso), que contará el rumbo de los actos de cada personaje y hará expandir los temas religiosos, políticos y mágicos, entre otros, que apreciaremos en la historia. La ambientación goza de descripciones llenas de detalle, añadiendo una mayor profundidad e implicación a la lectura.

El elenco de personajes es amplio y está muy bien logrado, tanto en personajes principales como en personajes secundarios, ya que cada uno de ellos tienen su papel y función para que la obra siga formándose a fuego lento. Además, cada personaje (en especial mi querida Vin, quien me ha puesto el corazón en un puño en más de una ocasión) son totalmente creíbles y reales, ya que cada individuo tiene sus características en cuanto a personalidad y te harán empatizar con la historia de una manera distinta, según quién esté relatando. Todo ello provocará una oleada de sentimientos, tanto buenos como malos, que en conjunto crearán una prosa fantástica, profunda, dura, sorprendente y exquisita (y todos los sinónimos que se os ocurran).

 

”—Decidí que vería cumplido su sueño. Crearía un mundo donde hubiese flores de nuevo, un mundo con plantas verdes, un mundo donde no cayera hollín del cielo… —Guardó silencio, luego suspiró—. Lo sé. Estoy loco.”

[…]

”El sol se hundió por detrás del horizonte y, aunque su luz era todavía un fulgor por el oeste, las brumas empezaron a aparecer. Se extendían como tentáculos transparentes en el cielo, enroscándose adelante y atrás, ampliándose, bailando, mezclándose.”

 

La pluma de Brandon Sanderson destaca a la hora de dominar las situaciones: nos pasea por las definiciones, por las escenas, y nos remueve las emociones haciéndonos partícipes de cada acto narrativo, poniéndonos un objetivo claro para luego rompernos los ideales y llevarnos hacia otro camino oscuro lleno de tensión. Mención especial a las últimas doscientas páginas, las cuales están envueltas, y nos envuelven, de una bestial intriga y acción por los cuatro costados.

En pocas palabras, El Imperio Final es un libro lleno de acción, de originalidad, de misterio, de tensión… Que me ha flipado, vaya. Me ha vuelto loca. Me ha sacado el nervio más profundo y me ha removido el corazoncito este que tengo sentimental continuamente. La historia es tan cruda y bonita, está tan bien escrita y es tan… ¡¡Ah!!

Por más que os contase mi experiencia con esta lectura u os diese un análisis de ella (en mi pobre conocimiento y corta experiencia en esto), me quedaría corta. Simplemente leedla; leedla y dejaros llevar, vivid y sentid cada palabra y cada página. Menuda bomba os echaréis al cuerpo, si leéis la novela.

 

”«Él defenderá sus costumbres y, sin embargo, las violará. Será su salvador y, sin embargo, lo llamarán hereje. Su nombre será Discordia y, sin embargo, lo amarán por ello.»