La Mejor Venganza de Joe Abercrombie

9788420673707

Título original: Best served cold

Traducción: Javier Martín Lalanda

Editorial: Alianza (Runas)

Edición: Disponible en rústica con solapas (Runas) y en tapa blanda (colección Alianza 13/20)

Temas relacionados: La Voz de las Espadas (La Primera Ley I/III) / Filos Mortales: Historias del Mundo de la Primera Ley  / Guía para leer a Joe Abercrombie

runaslogo

En esta historia se nos narran las hazañas de Monza Murcatto, que realizará su venganza para aquellos que le arrebataron su vida. Para cumplir con esta venganza necesitará ayuda por haber quedado -en parte- fuera de juego. Mediante contratos, se hará con un asesino en serie obsesionado con los números, con un profesional del veneno y con un norteño que intenta ser mejor persona. Pero estas no serán las únicas manos que se manchen de sangre junto a Murcatto, ya que entre el numeroso grupo de secundarios encontraremos viejos conocidos.

 

”A medida que pasaba el tiempo, estaba cada vez menos seguro de que valiera la pena ser mejor persona.”

 

En la narración, todo tiene una gran importancia, no solo lugar y tiempo, si no también causa, finalidad y consecuencia, a su vez también de deícticos que señalan elementos del entorno contextual. El mundo creado por el autor inglés expresa relaciones lógicas a lo largo de todo el texto, una lograda narración, un argumento complejo y una trama bien hilada hasta su consecución. Es visible la digresión, que dota de conocimiento sobre el pasado al texto.

Todo el elenco de personajes secundarios goza de un gran protagonismo, y aunque La Serpiente de Tallins lleva la voz cantante, todos son importantes: aliados y enemigos. La caracterización de personajes es diferenciada por varios factores: palabras, actos y reacciones frente a situaciones: esto nos da un conjunto de personajes completamente individuales que contienen su propia personalidad y que nos hace diferenciar quién está en acción sin necesidad de nombres o definiciones.

El espacio de la novela no se ancla en una sola zona, por lo que veremos varios lugares geográficos, tanto para la acción como para la infiltración como para las secuencias de calma. Cabe destacar la nueva ambientación perteneciente al Círculo del Mundo: la ciudad de Styria, con toques del renacimiento y repleta de mercaderes, prostitutas, mercenarios y artistas, una ciudad tenebrosa llena de claroscuros. Al igual que el espacio, la perspectiva desde la que se cuenta la novela, y el grado de conocimiento de la misma, no se ciñe a un solo narrador, si no que veremos una narración múltiple, que nos dejará varios narradores -en primera persona casi siempre- mostrando los hechos desde varios puntos de vista, dando pluralidad al escrito. El estilo de escritura regresa siendo ágil, directo y sucio, volviendo a añadir el humor negro que caracteriza a Joe Abercrombie y que tanto nos gusta a las almas demoniacas.

 

”¿Y no solemos dejar tras nosotros cosas a medias, sin terminar, cosas que no dijimos a su tiempo? Ropas vacías, habitaciones vacías, un hueco vacío en las personas que nos conocieron. Equivocaciones que no pudimos subsanar y esperanzas que se agostaron y no llegaron a nada…” 

 

La política y la diplomacia siguen estando presentes, tal y como pasaba en la trilogía primigenia, y aunque el libro se puede leer sin haber pasado por los anteriores, son importantes para conocer el trasfondo de los personajes. Aunque comenzando la narración por aquí te enterarás de muchos detalles de La voz de las espadas, Antes de que los cuelguen o El último argumento de los reyes, se puede leer de forma totalmente independiente. Incluso al empezar por La mejor venganza y después ir a la trilogía original, verás detalles sobre personajes principales que el autor te está contando desde el principio. Aunque no es apto, si te molestan los destripes literarios.

 

”La vida es un mar de penas, amigo mío.”

 

A cortas palabras, La Mejor Venganza es un libro brutalmente adictivo gracias a su rebosante acción, su calma inteligente y sus personajes caracterizados de forma excelsa. Imprescindible para quien leyó la trilogía anterior y para quien busque acercarse a la fantasía desde una visión oscura y sucia. Escenas de acción coléricas, un libro repleto de sangre y con un tratamiento adulto de cosas tan humanas como la muerte o el sexo. Giros del argumento que rompen la monotonía y que no ves venir. Diálogos llenos de sabiduría y uno de los personajes femeninos más fuertes y creíbles de la fantasía. Un autor que bebe de Tarantino. Igual de jodida (física y mentalmente) que Uma Thurman. Así es La mejor venganza. Así es Monza Murcatto, la Serpiente de Tallins.

 

Anuncios

Los hombres mojados no temen la lluvia de Juan Madrid

9788420686264

Editorial: Alianza

Edición: Tapa blanda (colección 13/20)

Liberto Ruano es un abogado de cierto prestigio con una vida muy poco recomendable que, tras difíciles casos, se ve involucrado en el asesinato de una prostituta, cuyo asesinato fue provocado por esconder un objeto de gran valor y robado a un hombre de negocios que se mueve por fuera de la ley. Con la ayuda de Andrés Feiman, su socio del bufete de abogacía, y de un extraño hombre de los bajos fondos, la mafia italiana tendrá una gran rivalidad y un papel protagonista más que notable, que dará consecuencia a una investigación criminal de lo más atractiva.

 

”Nos juntábamos periodistas, escritores y toda suerte de abogados. Por aquel entonces, las noches eran largas, nosotros, jóvenes, y en mi memoria el futuro prometedor. 

El pub cerró hace años, algunos de aquellos viejos amigos murieron. Y yo, ahora, no sé qué hacer con el futuro que me queda.”

 

La mayor característica de la narrativa de Juan Madrid es su alto ritmo y su estilo directo a la hora de combinar la trama sin rodeos argumentales, sin fraseos que puedan divagar el hilo argumental. Además, la calidad argumental está acompañada de unos diálogos que añaden valor ya que, primeramente, abundan, y abundan en calidad. Estos diálogos tendrán un rol escaso y directo, pero lleno de detalle para añadir un resultado visual final bien relatado, siendo este rico en detalles, ética y lingüística acorde a la novela negra clásica y a la narrativa. La prosa, ágil y sencilla, está escrita en primera persona y llena de descripciones sobre los negocios aparentemente legales y nos cuenta cómo la corrupción rodea nuestras vidas mediante una ambientación caracterizada por la antigua Madrid llena de documentación profunda y densa, extendida, de hecho, por apéndices finales escritos por el autor. Es, sin más, un texto lleno de sabiduría y de lecciones éticas que nunca viene mal saber o volver a saborear.

El elenco de personajes es bastante variado y, aunque la obra está dotada de un lenguaje soez y en ocasiones vulgar, cada personaje está definido de manera única y totalmente individual, creando así una variedad de actitudes humanas que darán más credibilidad a la lectura y haciendo que cada personaje, protagonista o secundario, tenga su lugar en la obra y no quede indiferente ante la trama expuesta, por lo que cada uno de ellos aportará información complementaria la cual dará carácter argumental.

 

”—Estoy hablando demasiado. —No, no… sigue. Y sin embargo… —El amor no es una obra de arte, aunque lo parezca. Es un sentimiento fundamental que nos une a la vida, al mundo y a nuestros semejantes.

[…] 

—¿No existe el arte de amar? —Sí, claro, pero el arte de amar, sin amor, es gimnasia. Tenemos que enfrentarnos al amor como si fuera la primera vez. Lo más virgen que puedas. Algunas veces, los artistas también se enfrentan a sus obras como si fuera la primera vez, sin técnica, sin sabiduría previa. Un gran amor puede convertir a dos jóvenes inexpertos en grandes amantes, la ternura, el amor que sienten el uno por el otro los convierten en expertos amadores. Y un artista que ame su trabajo puede convertir su obra en grandiosa.”

 

Los hombres mojados de Juan Madrid prometió entretenimiento mediante una novela criminal de corte policíaco y, a raíz de la sucesión de páginas, lo cumple con creces: acción en abundancia, densidad argumental, pensamientos culturales que no dejan indiferente y la calidad de la pluma, son, entre otros tantos, su mayor fuerte. Todo texto literario esconde su tesoro, pero Juan Madrid hace que sus libros sean el tesoro en sí.