El Largo Viaje a un Pequeño Planeta Iracundo de Becky Chambers

 

cubierta-elvauppi-600x930
Título original: The Long Way to a Small Angry Planet
Traducción: Alexander Páez
Corrección de estilo: Antonio Rivas
Revisión de galeradas: Antonio Torrubia
Editorial: Insólita Editorial
Edición: Disponible en rústica con solapas

El mayor road trip literario, que conquistó a Ann Leckie (Justicia Auxiliar).

Fue ganadora del Prix Julia Verlanger de 2017 y fue finalista en los British Fantasy Awards y Arthur C. Clarke.
Su continuación, A Closed and Common Orbit, ha sido finalista de los Premios Hugo.

 

Cubierta-ELVAUPPI-600x930
Redactado por Sergio Mullor para La Caverna del Lector Blog.

 

El triunfo de la gente corriente. Eso es ‘El largo viaje a un pequeño planeta iracundo’ de Becky Chambers. Insólita Editorial ha tenido el enorme acierto de traernos esta maravillosa historia. Mención especial a la excelente traducción: Alexander Páez consigue hacerte olvidar que la autora no escribe en tu idioma.

Empezaré esta reseña contando lo que no tiene que, para mí, es clave para entender lo que sí tiene. Podría decirse que hace de lo que el lector no se va a encontrar en una obra de ciencia ficción su principal virtud. Porque no hay villanos, ni intrigas políticas o asesinatos. Tampoco tiros, persecuciones o batallas. Pero ojo, ni falta que hacen.

Entonces, ¿de qué va este libro? Pues es un retrato de seres “sapientes” corrientes, con problemas y aspiraciones comunes. La tripulación de La Peregrina se esfuerza por salir adelante, por conseguir trabajos, por amar y ser amados. Quieren ser aceptados, tener un sitio al que llamar hogar, rodearse de buenos amigos. El libro va de su vida en esa nave, La Peregrina, una tuneladora que hace agujeros de gusano para poder moverse de una punta a otra en el espacio de forma instantánea. La tripulación la forma un variado y bien construido elenco de razas interplanetarias, además de humanos. La trama principal, el encargo para hacer un túnel que llegue a ese pequeño planeta iracundo, es solo una excusa para mostrarnos su mundo y su convivencia. Es el conjunto de pequeñas historias personales lo que da sentido a la novela.

Es imposible no querer a Kizzy, la mecánica, sufrir con Ashby, el capitán, o no comprender a Jenks y su amor por una IA… Es imposible no empatizar con esa extraña familia que forman y que se aterra cuando unos piratas asaltan su nave. No son superhéroes. Son como tú y como yo. Aman, ríen, lloran y también tienen miedo. Además, salen elfos. Vale, Becky Chambers los llama aleuones, pero a mí no me engaña. Lo que dicen otros personajes de ellos es revelador: “son tan hermosos que roza lo estúpido” “No se mueven. Danzan”. Elfos, no hay duda.

Chambers dibuja una bella utopía en un futuro donde las relaciones entre especies están normalizadas. Unos y otros se esfuerzan para que las diferencias culturales no supongan un problema, que no sirvan de excusa para levantar barreras artificiales de odios y prejuicios. Y consigue engancharte en esa vida cotidiana a bordo de la Peregrina. Una historia llena de luz, de esperanza, de libertad, respeto y responsabilidad. Un relato que desborda sensibilidad salpicado de más elementos que complementan la historia principal y hacen un todo redondo. Escrito con un estilo suave y sencillo. Y que, por si no lo habéis notado, a mí me ha conquistado.

Adjunto dos enlaces de interés para completar esta reseña:

Encuentro con Becky Chambers en el Festival Celsius 2018.

Becky Chambers presentando su libro.

Anuncios

2 comentarios sobre “El Largo Viaje a un Pequeño Planeta Iracundo de Becky Chambers

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s