American Gods: Sombras (1/9) de Neil Gaiman, Philip Craig Russell y Scott Hampton

 

portada_american-gods-sombras-n-0109_neil-gaiman_201710051703
Edición original: American Gods: Shadows #1
Historia y diálogos: Neil Gaiman
Guión y bocetos
: P. Craig Russell
Dibujo: Scott Hampton
Portada: Dave McKean
Traducción: Diego de los Santos
Edición: Planeta Cómics.

 

Recientemente ha finalizado la publicación de la adaptación de American Gods en comic book, que da resultado a una serie de historietas de nueve números escritos a cuatro manos por Neil Gaiman -autor de la novela American Gods– y por P. Craig Russell -adaptó la novela Coraline, también de Neil Gaiman, a novela gráfica, además de adaptar con éxito varias obras de ópera a cómic-, y es publicada en España por Planeta Cómics bajo el sello Dark Horse Comics.

 

DSC_1298

En la presente obra, Neil Gaiman aporta la historia y los diálogos y P. Craig Russell aporta el guión, además de los bocetos, que serán dibujados por Scott Hampton -le conocimos en Lucifer-. Con tal elenco de autores, no cabe duda de que será una obra a tener en cuenta por todo aquel que aprecie las creaciones de cualquiera de estos autores.
No es obligatorio haber leído previamente la novela original, pero sí que es recomendable para disfrutar de la ambientación al completo, y más si hay pensamientos de ver la serie que se emitió de la misma.

Nos encontramos un arco argumental que se hace llamar Sombras, que nos narra cómo el protagonista Sombra acaba de salir de la cárcel y recibe una trágica noticia. Derrotado y sin saber qué hacer ni a dónde ir, Sombra conoce al señor Wednesday, un misterioso personaje que le contratará como guardaespaldas y le hará entrar en el mundo sobrenatural; un mundo donde los dioses están a punto de explotar y donde los fantasmas renacen.

A nivel narrativo vemos cómo Neil Gaiman sigue en la misma dinámica de otras obras propias, cómo llena sus guiones de crueldad, nostalgia y una pluma clara y sin complejidades. De hecho, en algunas páginas, recuerda a Sandman -Vértigo, ECC Cómics, España-. En el apartado visual contemplamos una paleta de colores muy limpia, suave y dinámica. Unos lápices sencillos, pero llenos de detalle que crean un conjunto de viñetas narrativas bastante creíbles, escenas bien hiladas y acordes con la narración.

 

 

En definitiva, es una lectura con una buena escritura delicada y dolorosa en breves momentos, que con un dibujo bien organizado y hecho con destreza crean una historia más que correcta para los seguidores de Neil Gaiman y P. Craig russel y para los seguidores de la fantasía y la mitología, sea en libro o en cómic. 

 

 

 

Anuncios

Alba de Tinieblas (Crónica de Tinieblas 3/3) de Eduardo Vaquerizo

sorteo2balba
Editorial
: Cyberdark
Edición: Disponible en rústica y tapa dura
Número de páginas: 446 páginas
Avance editorial en: este enlace

Olvida la historia que conoces. Carlos I no fue emperador de Alemania. Felipe II murió en un accidente de caza y España se desangra en una guerra por la sucesión entre el infante Don Carlos y don Juan de Austria. Así empieza Alba de Tinieblas de Eduardo Vaquerizo, editado por Cyberdark.

Este volumen viene a llenar el hueco entre la introducción y el primer capítulo de Danza de Tinieblas. En esa ucronía ganadora del premio Ignotus en 2006, el autor plantea un punto divergente en nuestra historia: Felipe II falleció en vísperas de la batalla de Lepanto y Juan de Austria asume el trono tras una guerra con Don Carlos. Más tarde da un salto temporal de más de tres siglos hacia una España de los años veinte totalmente diferente a la que conocemos. Alba de Tinieblas nos cuenta cómo se desarrolló el enfrentamiento que llevó a Don Juan a dirigir los destinos de un nuevo imperio que se volvería aún más poderoso.

El escritor, Eduardo Vaquerizo, no abandona la estética representativa del auge del Siglo de Oro, mostrando un desarrollo caballeresco y natural, un estilo ya establecido en la narrativa de la saga. No faltarán las intrigas palaciegas, pero también asistiremos a las disputas sucesorias desde el punto de vista de los humildes, como Herodoto, que de estar al servicio de Alonso Quijano, pasó a ser bandido y luego envuelto sin quererlo en la guerra a las órdenes del conde de Pasamar. Además, esta novela es también un retrato costumbrista de la España del siglo XVI. Con especial hincapié sobre lo que suponía ser mujer en la época, donde incluso las poderosas no se libraban de esas rejas sociales y morales impuestas a la fuerza, en la figura, por ejemplo, de la Condesa de Villapineda.

 

IMG-20181003-WA0041
IMG-20181003-WA0042

 

A lo largo de las páginas nos encontraremos con una Teresa de Cepeda casada con Lutero, al capitán Padilla no sólo vivo y coleando, sino también victorioso en la Guerra de las Comunidades de Castilla, y hasta un discípulo de Leonardo Da Vinci. Hay batallas e ingenios mecánicos en una época donde los caballos se han extinguido.

El libro está estructurado en capítulos cortos, que hacen la lectura ágil. Pero aunque considero que es una de sus mayores virtudes, el efecto colateral en la lectura es que esos saltos temporales hacen que todo suceda demasiado rápido.

Sergio Mullor.