El Asombroso Mauricio y sus Roedores Sabios (Mundodisco 29) de Terry Pratchett

P994744.jpg

Autor: Terry Pratchett

Título original: The Amazing Maurice and his Educated Rodents

Traducción: Javier Calvo

Editorial: Debolsillo

Edición: Tapa blanda

Número de páginas: 294 páginas

tumblr_lkxnq0gm3c1qjj1fso1_500

‘El Asombroso Mauricio y sus Roedores Sabios’ ocupa el puesto número 29 en la saga de Mundodisco. Esta novela está precedida por ‘El Último Héroe’ y está seguida por ‘Ronda de Noche’. 

Su mayor característica es que se puede leer de forma independiente, ya que tiene una historia totalmente fuera del hilo habitual del Disco. 

En esta novela del gran maestro de la fantasía y ciencia ficción nos encontramos una reinvención de una fábula más que conocida, ‘El Flautista de Hamelín’, que fue documentada y publicada por los Hermanos Grimm en 1.284. En esta fábula se nos narra la historia de una ciudad que se infestó de ratas, por lo que el pueblo necesitaba a alguien que les salvara de esta tragedia. El héroe, un desconocido flautista, ofreció sus servicios y habilidades para así conducir a toda la plaga de ratas hacia el río Weser, donde se creaba la falsa creencia de que las ratas se ahogaban y desaparecían por completo.

 

pied_piper

Ilustración de El flautista de Hamelín, de Darstellung von Alexander Zick.

Siendo esta fábula el pilar principal de inspiración para la escritura de ‘El Asombroso Mauricio y sus Roedores sabios’, Terry Pratchett nos hará presenciar un mundo en el que las ratas son capaces de hablar y pensar, y que, siguiendo su sueño por encontrar una isla desierta donde crear una población ratuna independiente, se cruzarán con un gato muy inteligente llamado Mauricio y con un chico que, casualmente, sabe de música y domina la flauta. Las ratas y estos dos nuevos personajes crearán una alianza para recaudar dinero y hacer posible ese sueño inalcanzable, así, el objetivo de esta alianza no será otro que preparar una de las mejores estafas jamás vistas en el tan inmenso mundo del Disco, que tendrá lugar en un arruinado y dolorido pueblo llamado Bad-Blintz en el cual se desarrollará toda la narrativa.

 

”¡Ratas!

Perseguían a los perros y mordían a los gatos, y… Pero la cosa no acaba ahí. Tal como decía el asombroso Mauricio, solo era una historia sobre la gente y las ratas. Y lo más difícil era decidir quién era la gente y quiénes eran las ratas.”

 

En cuanto a los personajes, los mas destacables, además de protagonistas, son las ratas, un grupo de animales personificados que imparten su propia ética moral para enseñar a las ratas más jóvenes qué significa ser una rata, qué está bien, qué está mal y quién creó el ideal de lo correcto y lo incorrecto, entre muchas otras cuestiones más que cuestionables para ellas; veremos a unos animales que hacen por entender la mente humana y que con el paso de los capítulos van evolucionando humanamente, y, a la vez, mostrando lo más horripilante de las creencias humanas. Keith, el joven flautista, también nos dejara buenos diálogos junto a Malicia, una imaginativa chica que está empeñada en que la vida es un libro, que un libro es la vida y que ambos son uno, y como uno que son, ambos se resuelven y afrontan con las mismas soluciones. Las conversaciones que disputará la creencia de Malicia hará que resolver los problemas sean más surrealistas y que Mauricio, el carismático gato, asimismo deje varias oraciones curiosas junto a este par de dos; Mauricio es un personaje que ni suma ni resta, se mantiene en su línea de carisma de principio a fin, lo que conlleva a que las ratas son la principal cadena de acontecimientos.

 

”Ya estaba amaneciendo cuando el caballo del salteador de caminos salió de los bosques, coronando un puerto de montaña, y su jinete lo hizo detenerse en una arboleda conveniente.”

 

En conclusión, El Asombroso Mauricio y sus Roedores Sabios es una novela que imbuye y se apodera de todas las características de Terry Pratchett: antilogía, humor y verdades ocultas detrás de una crítica social o parodia. ‘El Asombroso Mauricio y sus Roedores Sabios’ es una sencilla y curiosa narración idónea para empezar a leer las suculentas narraciones de Mundodisco.

 

”Únicamente hay música —dijo Keith—. Siempre hay música, si escuchas bien.” 

Ritual de Muerte, de Warren Ellis

9788420678009

Título original: Gun Machine

Traducción: Mariano Antolín Rato

Editorial: Alianza Editorial (Colección Alianza Negra)

Edición: Rústica con solapas

alianza20editorial20logo-180x150

Warren Ellis, un británico que se dedica al guión en el mundo del cómic, ha narrado esta novela negra más que notable; un thriller que mantiene en vilo página a página gracias al juego policíaco que aborda la persecución mutua entre asesino y policía. 

Sin duda, una gran apuesta.

‘Ritual de muerte’ nos relata la historia de John Tallow, un inspector de policía  que acaba de sobrevivir a un tiroteo donde vio morir a su compañero tras un tiro en la cabeza. Después de una llamada, después de la llegada, en la escena del crimen se halla una extraña habitación completamente llena de armas, las cuales sólo han sido disparadas una sola vez, lo que conlleva a creer que cada arma tiene una víctima concretada, y, tras la inspección de balística, se averigua que cada crimen cometido con esas armas no ha sido resuelto. Nuestro protagonista, John Tallow, piensa que detrás de esta locura está un asesino en serie, un asesino que está en el ajo año tras año, por lo que en base a estos pensamientos, comienza una nueva investigación y se abren montones de casos ya cerrados.

En ‘Ritual de Muerte’ se nota el transfondo de Warren Ellis como escritor de novelas gráficas, ya que encontraremos bastante diálogo, incluso un monólogo que explica la mayor parte de la situación del momento, algo que, en mi opinión, deja muy buen sabor de boca y da un punto distinto y original a la narración. Este escritor se caracteriza por usar palabras malsonantes, situaciones extremas y personajes muy directos y concisos en sus obras, y esta no iba a ser menos.

”Colgó la pistolera del perchero, dejó caer la chaqueta al suelo.Se sentó en una de las dos sillas. […] Pero lo único que permanecía en su cabeza era su compañero y único amigo de verdad, al que habían arrancado un trozo de cerebro con una escopeta.”

El argumento, además de todo lo mencionado anteriormente, está narrado desde el punto de vista del inspector, pero, a su vez, casualmente, la narración está narrada por una personita con problemas mentales y que es un gran asesino, por el Cazador, algo que le da un buen ritmo de lectura y no provoca monotonía a la larga.

En este relato nos encontraremos una novela negra con tópicos clásicos; la historia no es muy complicada de seguir y contiene pequeños toques de fantasía urbana, tiene una estructura sencilla y un objetivo claro a seguir y conseguir, que es resolver un caso y entretener con ello. Además, nos toparemos con el típico humor negro y británico que tanto caracteriza a tito Ellis en muchísimas ocasiones.

”—Léele uno de tus libros de historia. A lo mejor se desmaya y deja caer su escopeta. —¿En serio?”

En esta narración se percibe una atmósfera completamente corrupta, llena de violencia, llena de locuras y rarezas y, como buen añadido, tendremos una radio que nos va contando cuáles han sido los últimos problemas que se han cometido en la ciudad.

Si miramos más allá de una simple historia clásica de polis y asesinos, podremos percibir un tema principal que está presente en toda la novela, y que además funciona como crítica: la tecnología y la ciencia. De hecho, la mayor característica de nuestro asesino, el Cazador, es que vive anclado entre dos realidades distintas, entre la vieja ciudad y la nueva ciudad, lo que conlleva a que veamos cómo él mismo se auto controla por mantenerse en el presente y por entender las nuevas tecnologías del mundo y así no perder la (poca) coherencia que tiene.  Así, veremos cómo Warren Ellis nos plantea de una manera genial el avance tecnológico en seguridad privada mediante grandes filiales y el avance de la ciencia mediante la científica y balística del caso a seguir por el inspector John Tallow.

”Un dormitorio estaba atestado de libros, revistas y papel. La puerta había desaparecido, como un dique sin compuerta, y el chorro de papel impresio se extendía por el cuarto de estar, y formaba una cresta debajo de la mesa en la que vivían dos ordenadores portátiles y un drive externo.”

En mi opinión, es un libro que merece la pena dentro del género negro, que merece su oportunidad, si te gusta la novela policíaca.

Quizá podría haber funcionado mejor como cómic, quizá no, pero qué os voy a decir… Todo lo que venga de la mano de Ellis me encanta, y que haya metido sus características a la hora de escribir en una narrativa, es una delicia que, por supuesto, yo no iba a dejar pasar.