Pirómides (Mundodisco 7), de Terry Pratchett

9788497593175

Título original: Pyramids

Traducción: Albert Solé

Editorial: Debols!llo

Edición: tapa blanda

9788499084633

Situándonos, el personaje principal en Pirómides es Pteppic (pronunciado, y muchas veces escrito, Teppic), príncipe del pequeño reino de Djelibeibi (una contrapartida del Antiguo Egipto en el Mundodisco). El joven Pteppic está finalizando su entrenamiento en el gremio de asesinos, cuando siente de una manera bastante extraña que su padre ha muerto y que debe volver a Djelibeibi a asumir sus deberes como Rey-Divinidad. Siendo el primer soberano que ha sido educado fuera del reino, provoca ciertas controversias, y sobre todos choques con Dios (el nombre está sin traducir de la versión inglesa), el sacerdote principal de la religión alrededor del soberano, un hombre bastante apegado a las tradiciones. Dios interfiere una y otra vez con las ideas reformistas de Pteppic para el reino, ya que tal tarea está por debajo de sus intereses divinos. Tras muchas dificultades, Pteppic debe escapar del palacio con una joven cortesana llamada Ptraci (pronunciado Traci), escapando al vecino reino de Efebia, mientras continua la construcción de la mayor pirámide jamás creada. Dicha pirámide crea distorsiones en el espacio-tiempo, haciendo que Djelibeibi quede aislado en un bolsillo dimensional.

La lectura de este libro se desenvuelve extraordinariamente entre segmentaciones bien definidas. Nada más comenzar a leer, podemos palpar un arranque inicial muy notable donde queda bien claro que Pratchett domina a la perfección el lenguaje fantástico junto a influencias del Antiguo Egipto, hipnotizándonos, a su vez, con un joven protagonista que se ve forzosamente a heredar un trono. Al principio de esta aventura, donde conoceremos a sus amigos, se nos irá mostrando poco a poco las situaciones mas inverosímiles y divertidas. La incredulidad nos embauca a un desierto gobernado por la conspiración y el poder, pero no hasta avanzar la historia podemos afirmar, claramente, que Pirómides nos entrega en cuerpo y alma su gran espectacularidad y sus hilarantes situaciones, haciendo apogeo de la originalidad que lleva la obra.

Por una parte, tenemos una obra que se divide en capítulos bastante extensos, divididos por un salto de línea más, haciendo cambiar de párrafo, como es típico en las novelas de Mundodisco. Por otra parte, tenemos la base crítica del autor: un ideal egipcio en la sociedad, en el que el autor hace todo lo posible para que formes parte del humor y la crítica hacia costumbres que, aparentemente, no tienen un sentido concreto, pero que no dejarán de influir en las aventuras de los protagonistas.

terry-pratchett

La belleza de Pirómides reside en descubrir su mundo, su gente y como te envuelve en una atmósfera mística.

¿Qué puede ofrecer esta lectura además del malsano humor ingles? El autor se esfuerza en ofrecer un texto que debes comprender desde su inicio, ya que al inspirarse en la cultura egipcia cae en el tópica de imitar el lenguaje de la época. Pratchett quiere que entendamos sus obras, por lo que podremos observar el siguiente símbolo: (*), como de costumbre en Mundodisco, al pie de algunas hojas, donde se explica una palabra concreta o un conjunto léxico concreto, para así comprender el mundo que ha creado para nosotros y no perder el hilo argumental.

En definitiva, Pirómides es otra gran obra que pertenece al Mundodisco, auto conclusiva,  donde te divertirás con las costumbres egipcias y disfrutarás de esta gran historia acompañada de alguna que otra sonrisa y un muy buen ambiente.