Circe de Madeline Miller

 

00106523406111____1__1200x1200
Título original: Circe
Traducción: Celia Recarey Rendo
Editorial: Alianza de Novelas (AdN)
Edición: Disponible en tapa dura y en ebook
El ¿verdadero? mito de Circe 

En el palacio de Helios, dios del sol y el más poderoso de los titanes, nace una niña. Pero Circe es una niña rara: carece de los poderes de su padre y de la agresiva capacidad de seducción de su madre. Cuando acude al mundo de los mortales en busca de compañía, descubre que sí posee un poder, el poder de la brujería, con el que puede transformar a sus rivales en monstruos y amenazar a los mismísimos dioses.

logo

 

Heroína, hechicera y un poder que busca ser encontrado.

Reinterpretando la historia de Homero, Circe se estrena bajo una voz narrativa autodiegética que se apoya en una primera persona y un estilo atractivo y seductor para contarnos su enfoque de la mitología griega, además del verdadero mito de la ninfa protagonista. Por las páginas nos encontraremos un argumento que recorrerá la vida de Circe junto a diversos mitos y personajes clásicos que ya conocemos: veremos su crecimiento, cómo sufre la guerra entre dioses y mortales, cómo la traición y la pérdida son el eje mayoritario del mundo. Pero esta vez no será la mujer quien esté bajo las amenazas del hombre, sino que la mujer hará frente a todas las reglas que le perjudican frente a ellos. Así, toda regla básica de los mitos será trastocada y llevada al terreno femenino y, lo más importante, feminista, haciendo ver la fuerza y el poder que una sola mujer es capaz de alcanzar.

 

Le toqué el pecho, allí donde latía su gran corazón de capitán. —Ven —le dije—, no te abandonaré.

Bajo mis dedos, su piel resulta tan familiar como la mía. Escucho su respiración, cálida en el aire nocturno, y de alguna manera me consuelo.
[…]
Esto es lo que significa estar viva. 

 

La ambientación de la novela se pasea por la Isla de Eea de manera muy gráfica y clara, además de fiel a la original. Las descripciones, tanto en tierra como en mar, son acordes, leales y justas frente a la historia original, que hace dotar a la obra de pura vegetación y flora animada y realista. El elenco de personajes se recorre por todo el Olimpo, pero lo más destacable de este nuevo elenco es que, narrativamente, gracias a la escritura en  primera persona, el ego, el poder y la soberanía de los dioses nos llega de manera directa y sin tapujos, al igual que lo hará la revelación y humanidad de la joven Circe, tan divina y tan humana a partes iguales. 

La épica novelística acompañará a la narración llena de rivalidades familiares, de intrigas y de misterios palaciegos; estará presente la decepción, el amor, la injusticia. Y todo esto, mezclado y agitado, concluirá en el nacimiento de una fuerza femenina que luchará por romper esta sociedad llena de maldad.

Una novela de fantasía que no deja de lado sus raíces históricas mostrando los lados más oscuros del Olimpo griego mediante la conexión de diversas leyendas antiguas.

Seguir en Twitter
Seguir a Alianza de Novelas

Anuncios

Los protagonistas son los autores

Recientemente saltó la noticia de que Alianza Editorial ha renovado su colección del mismo nombre. Los primeros títulos del catálogo estarán bajo la firma de Alianza Literaturas y la intención de esta modificación editorial tendrá como principal objetivo mantener una amplitud de contenido sin ningún tipo de limitación; no importarán género ni edad de los autores ni la extensión de la obra ni el formato, sino que la única característica común que tendrán estas novelas será la calidad narrativa. Además, se sumarán nuevos escritores dentro del ámbito español a la línea más representativa de la editorial, sean noveles o experimentados, contemporáneos o clásicos.

El nuevo diseño de esta recopilación corre a cargo de Manuel Estrada, que ganó el Premio Nacional de Diseño 2018, el Premio Good Design del Atheneum de Chicago, entre otros logros, además de haber creado el diseño que conocemos actualmente de la colección El libro de bolsillo de Alianza.

 

unnamed (1)
Esta nueva apuesta se podrá disfrutar a partir del próximo 21 de febrero y ya se conocen los primeros lanzamientos que darán lugar al nacimiento de este nuevo camino.

 

Lanzamientos del 21 de febrero

 

Bondrée: La frontera del bosque de Andrée A. Michaud (trad. Alicia Martorell). Son tiempos de risas y despreocupación. Zaza Mulligan y Sissy Morgan bailan el hula-hop sobre la arena caliente, los niños corren por la playa y la radio emite entre chirridos los éxitos de un verano perfumado por las barbacoas. Casi es la felicidad, y luego Zaza desaparece y el cielo se llena de nubes. Los padres de familia, angustiados, empiezan a desconfiar de sus vecinos. Cuando Sissy desaparece a su vez, el inspector Michaud sospecha de las trampas que encierran las profundidades silenciosas del bosque. Y es que esta novela ha conseguido varios galardones en Canadá y en Francia por su gran calidad: Prix des Lecteurs du Quais du Polar, Prix Arthur-Ellis y, entre muchos otros, Prix Saint-Pacôme du roman policier.

Hermano de David Chariandy (trad. Carmen Mercedes Cáceres y Andrés Barba Muñíz). Michael y Francis, hijos de inmigrantes de Trinidad, crecen a principios de los años noventa en Scarborough, un suburbio de Toronto, Canadá. En la época en que el hip hop y el scratch dan sus primeros pasos, Francis sueña con triunfar con su música. Michael sueña con Aisha, la chica más lista de su clase, decidida a dejar atrás el barrio y sus limitaciones, los prejuicios, la violencia policial. Sin embargo, las esperanzas de los tres jóvenes se ven trágicamente frustradas. El autor, cofundador de la editorial Commodore Books, consiguió ganar dos premios gracias a este libro: Premio del Libro de Toronto 2018 y Roger Writers’ Trust Fiction Prize 2017.

La saga/fuga de J. B. de Gonzalo Torrente Ballester. Inexistente en los mapas, a veces volante, el pueblo gallego de Castroforte del Baralla es el escenario en el que se desarrolla a lo largo de los siglos esta historia del enfrentamiento de generaciones de J. B. con adversarios cuyo nombre empieza por A. Conocido por ser miembro de la RAE, ganar el Premio Cervantes en 1985 y por obras como Don Juan (1963) y Off-side (1969), consiguió lograr su mayor auge literario tras La saga/fuga, que se pasea por el realismo fantástico, la sátira, la parodia y un humor muy socarrón.

 
andree-a-michaud-bondree-la-frontera-del-bosque-full
Empezar a leer

hermano-david-chariandy-full
Empezar a leer

 

Lanzamientos de marzo

Ave, ciudadano de José Rodríguez Plotia. Siendo una oda de amor a la ciudad e historia de Cádiz y galardonada con la mención especial del jurado del XX Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones, esta obra se mueve por el año 1980 cuando el protagonista descubre y acoge un rollo de pergamino escrito por el cómico gaditano Caio Máximo Dramático hacia el tercio del siglo I a.n.e; treinta y dos años después, una desastrosa situación anímica y económica arrastra al protagonista del relato a una obsesiva dedicación a las pelñiculas de romanos y en compañía de sus dos inquilinos de erasmus que le ayudarán a traducir el pergamino, recorrerá y conocerá la historia de la Gades romana.  

Chistes para milicianos de Mazen Maarouf (trad. Ignacio Gutiérrez de Terán). Narrando historias de la vida en guerra bajo la perspectiva de un niño con una imaginación desbocada, llena de errores y situaciones surrealista, encontramos una voz fresca que borra las fronteras entre realidad y fantasía mediante situaciones sobre la muerte, el sexo y la importancia del arte. Esta obra ganó el Premio Almultaqa, el Man Booker árabe y ha sido traducida a diez idiomas.

Turcos en la niebla de Enrique del Risco. Galardonada con el Premio XX Unicaja de Novela Fernando Quiñones, este relato nos cuenta la historia de un cubano exiliado atrincherado, armado, que vive y se mantiene en su taller para evitar que este sea embargado mientras que, esperando la llegada de la policía, se dirige a todo aquel que quiera escucharle para exponer sus motivos por los que hay que enfrentarse a la autoridad. Una historia que nada en la historia política y culturas de América y en la vida contemporánea de un grupo de latinos junto a orillas del río Hudson.

Seguir en Twitter

Héroes en Crisis de Tom King, Clay Mann y Tomeu Morey

 

cubierta_heroes_en_crisis

Título original: Heroes in Crisis núm. 1 USA
Traducción: Guillermo Ruiz Carreras
Guión: Tom King
Dibujo: Clay Mann
Color: Tomeu Morey
Editorial: ECC
Edición: Grapa, a color

 

Harley Quinn y Booster Gold se encuentran en una cafetería; este está tomando un café y esta se pide un trozo de tarta para acompañarle. El pánico se empieza a avivar en el establecimiento.
Batman, Superman y Wonder Woman investigan un crimen en el famoso Santuario. Se dice que a este lugar se acude cuando se necesita terapia psicológica  y así curar el trauma y el sentimiento más terrorífico del alma.

 

pag_1_1

La narración que nos ofrece Tom King vuelve a ser fluida y brutal. Esta vez sus escritos se basan en los sentimientos de los héroes, que abrirán sus corazas y mostrarán todo sentimiento que les abruma. La trama va a afectar a todos los personajes presentes y parece que también al futuro de ellos y nos expone un inicio dinámico y repleto de fuerza narrativa. Es, sin duda, un hilo argumental que florece a través de la tragedia y con una habilidad escrita muy excitante.

Mann y Morey llenan las páginas de una narración visual llena de colores nítidos y llenos de luz, con un realismo y unos primeros planos impregnados de contrastes y pequeñas pinceladas sutiles.

Nuevamente Tom King pone un inicio correcto centrado en los miedos y obsesiones que corren alrededor del crimen producido en el Santuario, un lugar destinado para reflexionar y sanar; un nuevo evento que reúne coherencia, intriga y a los iconos de DC para dejar con ganas de saber más sobre este nuevo hilo narrativo.

 

pag_1_2
Previa de Héroes en Crisis #1

Seguir en Twitter

El ¿verdadero? mito de Circe

Nos cuenta la antigua mitología griega que Circe era una hechicera que vivió en la isla de Eea. Hija de Helios, titán del Sol, y Perseis, la ninfa vinculada a los dioses de los ríos, Circe descubrió en el mundo de los mortales que tenía el poder de la brujería y que sus conocimientos en medicina y herbología le ayudarían a transformar en animales a sus enemigos a la vez que los intimidaba con el uso de pociones mágicas.

 

800px-Circe_Offering_the_Cup_to_Odysseus
Circe ofrece su copa a Odiseo, 1891. Galería de Arte de Oldham.

Ahora, la escritora Madeleine Miller ha recreado esta historia en las páginas de Circe, una novela que ha conquistado el top ventas del New York Time, que ha sido ganadora del Premio Goodreads 2018 a mejor novela de fantasía y que ha conseguido contentar a miles y miles de lectores. La reinterpretación de esta joven hechicera nos hará cuestionarnos cuál es la verdadera historia del mito. 

 

circe-madeline-miller

LN_bodegon_diciembre_web
Dos años de vida para la editorial AdN.

 

Gracias a la editorial Alianza de Novelas sabemos que este libro llegará a España el próximo 28 de febrero, y además se pueden confirmar estos datos de la edición: la edición será en tapa dura, contará con 464 páginas, estará traducida por Celia Recarey Rendo y Jorge Cano Cuenca y saldrá a un precio de 20€ en papel mientras que tendrá un precio de 9,99€ en ebook.

 

circe-edición
Edición española de Circe. Podéis consultar más información sobre esta novedad, y otras, en novedades próximas.

 

Tras esto, se puede afirmar que será una obra que dará para hablar y debatir por el trasfondo mitológico, por ser una narrativa con perspectiva feminista y por el gran cariño que pone Madeline Miller a los textos homéricos de la clásica Grecia. 

Conozcamos a la autora un poco…

 

Qué saber sobre Madeline Miller.

 

Conoce a la autora a continuación.
Información extraída de su página oficial.

Traducido al castellano y adaptado por el blog.

 

La autora nació en Boston y se crio en las ciudades Nueva York y Filadelfia; actualmente vive en esta última. En cuanto a sus estudios, se licenció en Filología Clásica en la universidad de Brown; enseña Griego, Latín y la obra de Shakespeare a nivel de bachillerato. También estudió Dramaturgia en la Escuela de Arte Dramático de Yale donde se centró en la adaptación de textos clásicos. Su primera novela, La canción de Aquiles, le concedió el premio Orange Prize for Fiction del año 2012, formando parte de la lista bestseller del New York Time al igual que Circe, que lo fue al instante de ser publicada. 
edit-circe

 

Lo que nos deja Circe: dioses y mortales, un temeroso Zeus, figuras de la mitología griega, la asesina Medea y un astuto Odiseo. Un hilo argumental lleno de peligro, ira y, sobre todo, fuerza y lucha hacia lo que se ama. 

Seguir en Twitter

Nadie te escucha

Hace poco más de un año pudimos disfrutar de Gaspar Desencadenado, un relato corto escrito por Sergio Mullor —Elfo solitario como dirían otros— donde nos presentaba una navidad muy sangrienta. Hoy, volvemos a tener otro relato corto: Nadie te escucha, una historia de horror donde seguimos a un protagonista, en segunda persona, atrapado en una eterna oscuridad. 

Como dijimos anteriormente, esperamos vuestras opiniones en comentarios. ¡Que lo disfrutéis! 

logoblog
Síguenos en Twitter (Elfo solitariola Caverna del lector) y suscríbete al blog para más movidas literarias.

 

Nadie te escucha.

Por Sergio Mullor.

Te ahogas. Tienes que respirar. Por un momento no te acuerdas de cómo se hace. Boqueas como un pez fuera del agua. Toses. Y, por fin, puedes inspirar. Notas el aire entrando en tus pulmones, una bocanada que para ti es gloria pura aunque lo notes rancio. Cuando tu respiración se normaliza abres los ojos. Hay poca luz pero distingues un techo blanco. Tus manos palpan las baldosas de un suelo frío. Giras la cabeza hacia la derecha y ves que también son blancas. Igual que las que cubren la pared hacia la que miras. Te incorporas despacio. Delante de ti, otra pared con una puerta de metal. Vuelves la cabeza a la izquierda. Un tercer muro idéntico al de tu derecha.

Te pones de pie y te atreves a mirar a tu espalda. La cuarta pared tiene un pequeño hueco cuadrado a media altura. Además, acabas de descubrir la fuente de luz: una linterna en el suelo que ilumina precisamente ese hueco. La coges e inspeccionas mejor el cuarto en el que estás, pero no hay nada más. Te acercas a la puerta y la aporreas.

—¿Hola? ¿Hay alguien ahí? —dices. Luego esperas y, al no recibir respuesta, golpeas el metal más fuerte y repites tu pregunta a gritos. Una y otra vez.

Nada. El silencio más absoluto te responde. Haces el gesto de agarrar el picaporte y manoteas el aire. No está donde debería estar. De hecho, no lo ves por ningún lado. Sientes un retortijón de puro miedo. Y por primera vez desde que has despertado, te preguntas qué haces en ese cuarto y cómo demonios has llegado hasta ahí. Intentas recordar las últimas cosas que hiciste mientras tu corazón late frenético. Saliste de trabajar de noche. Cogiste el último autobús. Atravesaste el parque en dirección a tu casa. Y luego… Nada. Lo siguiente que recuerdas es despertarte entre esas cuatro paredes blancas. No sabes cuánto tiempo ha pasado.

Caes en la cuenta también de que lo que llevas puesto no es tu ropa. Una camiseta, un pantalón de chándal y unos calcetines. Todo de color blanco. Te tiemblan las manos y vuelves a pedir ayuda a gritos. Te lías a golpes con la puerta, pero sólo consigues hacerte daño en un pie. Lloras sin dejar de dar alaridos histéricos y te derrumbas contra ese rectángulo de metal infranqueable. Lo notas frío contra tu espalda. Lo único que escuchas son tus sollozos, que poco a poco van menguando hasta cesar por completo. Te limpias las lágrimas y los mocos con la camiseta y piensas qué puedes hacer.

Sigues temblando, pero consigues reunir fuerzas para ponerte de pie. Apuntas con la linterna a la pared de enfrente, al oscuro cuadrado abierto entre las baldosas blancas. Te acercas hasta él y te asomas. Da a una especie de túnel. El primer metro o dos está recubierto de cemento. Luego, hasta donde puedes ver, el corredor continúa como si estuviera excavado directamente en la tierra. No sabes qué hacer. ¿Esperas en esa sala a que alguien venga? ¿Entras en el túnel? Quieres creer que lleva a algún lado, supones que a la salida. Por algo tiene que estar ahí, ¿verdad? El hueco es lo suficientemente grande para permitirte ir a gatas por él. Miras la linterna y te preguntas cuánto durarán las pilas.

El miedo te reconcome y optas por lo que crees menos peligroso. Te sientas junto a la puerta, apagas la linterna y te pones a esperar. Estar a oscuras es peor de lo que pensabas. Crees escuchar ruidos. ¿Han sido pasos? ¿Un estornudo? No tienes ni idea de cuánto tiempo pasa. Por un momento das una ligera cabezada. Empiezas a sentir una sed terrible, la boca completamente seca. La desesperación sube desde tu estómago hasta tu cerebro. Enciendes la linterna y vuelves a aporrear la puerta. Te desgañitas pidiendo ayuda. Suplicas. Amenazas. Insultas. Todo en vano. Así que decides arriesgarte a entrar en el túnel.

    Te metes por el hueco y avanzas despacio. Huele a humedad. Hasta donde alcanza el haz de luz parece seguir en línea recta. Echas un último vistazo al cuarto y decides seguir adelante. No consigues calmarte mientras te adentras. Ya has dejado atrás la zona con el suelo de cemento. Gateas por la tierra. Pierdes la noción del tiempo. Solo eres consciente de que te duelen las rodillas y las manos. Y, aunque parece una tontería, no es fácil gatear empuñando una linterna. De pronto llegas a una bifurcación. Alumbras ambos túneles y te parecen iguales. Intentas percibir si por alguno corre aire, como has visto en las películas. Aguantas las ganas de llorar de nuevo, el miedo que te atenaza y eliges continuar por la derecha.

    Durante un tiempo, el túnel sigue recto. Pero luego notas una ligera pendiente. También te das cuenta de que hay menos luz. Compruebas la linterna y ves que la bombilla se está poniendo de color naranja. Eso no es bueno. Nada bueno. Así que gateas más rápido. En un momento dado notas que tu espalda roza contra el techo. Lo que faltaba, el túnel se estrecha. Llega un momento en el que tienes que ir arrastrándote. Al poco, se apaga la linterna. El terror más absoluto te paraliza. A estas alturas es imposible volver atrás. Físicamente no es puedes dar la vuelta. Empiezas a sudar. Notas como si te faltara el aire. Entre sollozos y gimoteos continúas. Adelante.

Notas algo que cae en tu cuello y se desliza por tu espalda, por dentro de la camiseta. Gritas, te entra arena en la boca y te atragantas. Y no paras de arrastrarte. Empiezas a marearte, jadeas, el corazón desbocado. Algo camina por tu cara. Das manotazos y lloras desesperadamente. El túnel no se acaba. Hasta que llega un momento en que no puedes seguir de frente. Tus gritos histéricos lo llenan todo. Golpeas la pared y te das cuenta de que arriba hay un hueco. Apenas cabes, pero reptas frenéticamente. Buscas asideros para poder escalar. Tienes las rodillas despellejadas, las manos completamente arañadas. El dolor y el miedo no te dejan pensar. Hacia arriba. Tiene que estar la salida. La oquedad se va haciendo más y más estrecha. Cada vez es más difícil moverse, tanto hacia arriba como hacia abajo. Tus manos tocan algo. No quieres creerlo. No puede ser un pie. Pero notas los dedos a través de la tela de lo que tiene pinta de ser un calcetín. Es posible que sea blanco. Y no se mueve. Hay un cuerpo bloqueando el paso.

No puedes saber que un poco más arriba, por encima de ese cadáver y la arena, hay asfalto. Una carretera. Y que no hay forma de salir por allí. El tráfico se traga tus gritos.